Una Entrevista con John Suhr

John Suhr es un hombre dificil de clasificar. ¿Es un maestro luthier o un gurú de la amplificación? Su impacto en la industria ciertamente lo hace difícil de categorizar.

A pesar del aspecto tradicional en los diseños de la compañía que él y Steve Smith fundaron, John va en contra de los conceptos de “alma” y “misticismo” que rodean el mundo de la construcción de guitarras. Para él, el “alma” de una buena Strat del 56 es cuantificable y por ende replicable. Al abrazar modelos de construcción modernos y utilzando un poco de ciencia, sus instrumentos transmiten esa sensación de consistencia que garantiza que cada uno suene tan bién como el siguiente. Irónicamente, este acercamiento hace que cada guitarra con el logo Suhr en el headstock tenga mucho de lo que los guitarristas llaman “alma”.

Su singular visión quedó en evidencia también cuando decidió abandonar un trabajo de alto perfil construyendo guitarras en la compañía que ayudó a fundar –Pensa Suhr– para diseñar y construir preamps y amplificadores junto a Bob Bradshaw. Una movida que muchos preferirían haber evitado. Típico en la forma idiosincrática en que John hace las cosas fue la forma en que aprendió sobre amplificadores en primer lugar: en vez de ser un aprendiz de algún empolvado gurú de amplificadores, John estudió electrónica y combinó diseños icónicos hasta que pudo oír en los parlantes los sonidos que estaba imaginando.

La apreciación de John por la tecnología, combinada con su espíritu DIY, lo colocaron en su propia liga, así como lo hicieron también su pasión por mejorar constantemente sus diseños y trabajar aspectos con los que muchos ya estarían satisfechos. Dichosamente ese mismo impulso ha dado como resultado el diseño de los amplificadores Badger y su adopción del sistema SSC noiseless single coil. Esa fuerza creativa y su pensamiento crítico han logrado que sus instrumentos y amplificadores se consideren entre los más finos en le mercado, asegurando así que el Sr. Suhr seguirá siendo una fuerza importante en la industria por un buen tiempo.

La página premierguitar.com conversó con él y a continuación pueden leer algunos estractos:

Cuando empezó su trabajo hace décadas en New Jersey, ¿cómo eran sus diseños originales? ¿Era fan de Leo Fender?

Bueno he olvidado mucho de ese periodo pero no puedo responder sin un poco de historia. Tocaba en una banda que estaba fuertemente influenciada por otras como Mountain, The Who y lo primero de ZZ Top. En ese tiempo pensaba que las Fender eran muy duras para tocar y que sonaban muy delgadas. De hecho tuve una Strat del 54 en ese tiempo, pero solo la usaba para tonos estilo Hendrix. Realmente yo era más un guitarrista de Les Paul o Les Paul Jr. Me parecía que las notas se apagaban muy fácilmente en las Strats y además se desafinaban con mucha frecuencia. En ese momento, en 1973, apenas empezaba coqueteando con la idea de hacer guitarras, pero no construía nada aún. Más adelante me puse a construir debido a la frustración de no poder encontrar un instrumento que me gustara… podía ver los defectos por todo lado.

El fundador de Benedetto Guitars, Bob, me construyó un nuevo cuello para una de mis Strats, buscando solucionar algunas de mis quejas. En el proceso ambos aprendimos algunas cosas importantes acerca de los sistemas de tremolo. Bob además me dio una Les Paul Jr. muy golpeada que encontró en la basura. Convertí esa Jr. en una bestia con la que tocaba todo el tiempo y terminé modificando todas mis guitarras profundamente tano en el interior como en el exterior. A pesar de que quería mucho ser el aprendiz de Bob, él me dijo: “Si realmente quiere esto en serio, tiene que aprenderlo por su cuenta”. Aún tengo contacto con él y le doy crédito por darme la inspiración para hacer instrumentos con mis propias manos.

Así que la respuesta básicamente es que inicialmente los diseños eran más tipo Les Paul Jr.

¿Conoció a Lou Reed y a Eric Clapton? ¿Mark Knopfler?

Mark y Lou eran clientes habituales a los que les terminaba haciendo muchos trabajos, así como a gente como Reb Beach, Steve Stevens, Victor Bailey, Peter Frampton, G.E. Smith y muchos de los guitarristas de estudio locales. No conocí a Eric hasta años después cuando construí amplificadores para él en Fender. La Pensa-Suhr que el tenía fue un regalo de Knopfler. Me hubiera gustado haber podido conocer más a Clapton pero sí pasé mucho tiempo con Knopfler y Reed.

En 1995 consiguió un trabajo como Maestro Constructor Senior en la tienda Custom de Fender, ¿apreció la situación en la que estuvo ahí?

No tengo ningún arrepentimiento acerca del tiempo que estuve en Fender. Aprendí cómo hacían las cosas ahí, pero realmente no fue para nada lo que esperaba. Fui contratado para ser el Maestro Constructor de más alto rango, pero estuve ahí más para contribuir que para aprender. Aprendí la perspectiva de construcción de una fábrica pero decidí tener un acercamiento distinto.

¿Por qué decidió dejar Fender?

Me fui porque quería más control sobre el producto y así poder sentirme 100% orgulloso de mi trabajo. Traté de incorporar nuevas tecnologías (como el sistema CNCs), pero no se dio; además los presupuestos me tenían muy limitado. Estaba frustrado y sentía que mis habilidades serían mejor aprovechadas en diseño e ingeniería que donde estaba, nivelando trastes y construyendo guitarras. Disfruto resolver problemas y estar involucrado en investaigación. No soy fan del misticismo, para mí todo tiene una explicación.

Ahora que tiene el control completo del proceso de manufactura, ¿qué tal ha sido?

La cantidad de esfuerzo personal, sacrificio y tiempo que uno debe poner para tener un negocio de guitarras exitoso no es para los débiles de corazón. Estaba puliendo cuerpos, poniendo trastes y pintando hasta altas horas de la noche hasta hace pocos años. Era el único encargado de pintura hasta hace muy poco también. Ahora finalmente tengo alguien que me ayuda con eso y así tengo más tiempo. Mi esposa y yo solíamos enrollar pastillas en casa. Ha sido duro encontrar el equipo adecuado.

¿Podría explicarnos el sistema de pastillas SSC y cómo funciona?

El SSC ahora tiene una patente oficial. Yo no soy el inventor, sino Ilitch Electronics. Sin embargo yo fui uno de los pocos que creyó que Ilitch tenía algo importante entre manos. Juntos trabajamos la idea para que funcionar con guitarras Suhr.

Crea el mismo zumbido de una single coil sin tener los efectos negativos de una single coil común. Funciona más como una antena con virtualmente ninguna inductancia o resistencia de corriente continua que roben su tono. No hay componentes activos tampoco. Es la forma sin compromisos de mantener su tono de single coil sin tener que soportar el ruido que producen.

Pareciera que le ha ido bien con los amplificadores Badger. ¿Cómo se siente estar de nuevo en la industria de amplis?

Increíble, realmente nunca me salí. Lo bueno es que aún somos una compañía pequeña. Yo tomo las decisiones y tengo todo el control. Si necesito gastar dinero en una buena prueba y herramientas para hacer un buen producto lo hago.

¿Qué es lo que más disfruta del negocio de la música? ¿Qué lo hace levantarse en la mañana?

Mi felicidad llega a partir de construir una guitarra que sea rica de tocar y que suene bien. Una herramienta en la que un músico pueda encontrar comodidad. El mayor cumplido que he recibido de alguien como Steve Stevens es: “tomé la guitarra directo de la tienda al estudio. No hubo necesidad de ajustar o cambiar nada”. La única razón por la que me desvié hacia construir guitarras y amplificadores fue porque era un guitarrista que vivía frustrado por tener que pasar más tiempo retocando mis instrumentos que tocándolos. Encontré un nicho por supuesto, pero no siento que los músicos deberían tener que preocuparse tanto por todas las cosas que me molestaban cuando vivía de tocar música. No me arrepiento, pero la obsesión de arreglar instrumentos no me dejó tiempo para tocar.

Al día de hoy todavía como, duermo y respiro con el deseo de hacer mejores instrumentos y amplificadores.

Artículo traducido de premierguitar.com