Pedales de compresión: ¿Cómo funcionan y para qué sirven?

La función de un compresor de audio es nivelar el volumen de una señal. De manera que la parte más ruidosa (pico) y la parte más silenciosa no tengan tanta diferencia y el sonido sea más parejo. A la proporción entre ambas partes de la señal se le llama rango dinámico. Por lo tanto, un compresor reduce el rango dinámico de un instrumento.

¿De qué me sirve un pedal de compresión?

La compresión es útil para resaltar la ejecución de guitarra (eléctrica o acústica). También sirve para que los tappings, hammer-ons, pull-offs y armónicos artificiales no se opaquen contra rasgueos más fuertes. Un compresor te permite alcanzar tono más percusivo al tocar acordes staccato. En conjunto con un drive rock o blues, el compresor brinda mayor sostén a las notas. De este modo no es necesario distorsionar tanto y perder dinámicas del instrumento. En el bajo eléctrico, las frecuencias más bajas tienden a sufrir picos de mayor amplitud, especialmente notables cuando pasa de slappear a tocar con los dedos. Además, en los bajos la compresión permite dejar las notas suspendidas por mayor tiempo.

Aunque no es su función ideal, un compresor funciona también como boost limpio hacia la parte delantera del amplificador. La configuración ideal para lograrlo es el nivel/volumen hacia arriba y el sustain hacia abajo.

Controles de un compresor

Ratio: es la proporción del rango dinámico que se comprime. Por ejemplo, una relación de 4: 1 significa por cada 4dB de la señal de entrada, el compresor da una salida 1dB. 4: 1, 8: 1, 12: 1 y 20: 1 son relaciones preestablecidas comunes. Cualquier cosa superior a 8: 1 se considera ampliamente como la línea en la que un compresor se convierte en un limitador.

Treshold: el umbral es el nivel de señal requerido para “abrir” el compresor. En otras palabras, un rango de amplitud mínima que después de sobrepasado active el compresor. Cualquier frecuencia por encima de 4dB será comprimida por el ratio seleccionado.

Attack: se refiere a la cantidad de tiempo que transcurre entre la señal que cruza el umbral y la activación del compresor. Medido en milisegundos, los tiempos de ataque típicos varían desde 1 ms hasta más de 100 ms. Esto tiene un efecto en el brillo general percibido del tono. Un ataque bajo tiene como resultado un sonido más apagado, especialmente con los sonidos de percusión.

Release: Esta es la cantidad de tiempo que le toma al compresor volver a la ganancia original una vez que la señal cae por debajo del treshold. Los tiempos de liberación típicos van desde 5 ms hasta más de 5 segundos. Mal utilizado, el release puede causar distorsión en las frecuencias bajas, piques o bajones de volumen.

Bonus track: Tips y FAQs sobre compresores

Un compresor reduce la brecha entre la nota más suave y la más fuerte. Lo hace reduciendo el nivel de salida de las notas más altas. Cuando ajustamos el volumen de un amplificador, lo hacemos teniendo en cuenta las notas más altas. Cuando esas notas más fuertes se comprimen a un nivel más cercano al promedio, se requiere algún tipo de ganancia para retener el nivel original. Esto generalmente se hace con el control de salida (o volumen) del compresor

Debido a que el compresor reduce las notas más altas en volumen, nivelándolas con las notas más silenciosas. Eso incluye el ruido de fondo, de manera que la estática e incluso los ruidos eléctricos de los adaptadores de voltajes, pedales de ganancia y cables defectuosos tienden a sobresalir más. Para esto hay 3 soluciones:

  1. Utilizar un pedal de noise gate en la cadena.
  2. Mantener un treshold debajo del ruido eléctrico (que podría afectar la calidad de compresión).
  3. Velar por tener cables de buena calidad y pedales en buen estado.

¿Realmente necesito un compresor?

Entonces, ¿necesitas un compresor? Si nunca ha probado uno, un compresor puede ser justo lo que necesita para llevar su equipo de guitarra al siguiente nivel. Pero tenga esto en cuenta: la compresión puede ser sutil y transparente, como un impulso limpio, o puede ser visible si se usa como un efecto.

Debido a que la compresión afecta la dinámica de su guitarra, demasiado puede sentirse poco natural: al tocar suavemente, la salida es más fuerte; al rasguear fuerte, sale más suave. Demasiada compresión también puede producir ruido de cuerdas y zumbidos de pastillas single coil. Piensa en ello como un reverb: brinda espacio al sonido, pero al exagerarse ensucia la señal. Si bien es deseable maximizar la compresión para algunos estilos, si eres nuevo en compresores, comienza con facilidad, tómate tu tiempo y recuerda: no tengas miedo de experimentar. Tu viaje comienza aquí. Te mostramos algunos modelos en Retro Tone.

 

Ver más compresores y comprar en el sitio web.